Elena Torres Gutiérrez, hija y hermana de los presidentes de la Asociación, falleció de cáncer en 2012. Un golpe tras el que su familia tomó conciencia de las grandes carencias que hay en España en cuanto investigación médica se refiere y decidió apoyar esta causa. El proyecto es uno de los pocos trabajos enfocados en investigación médica.

Después de un año llevando adelante el proceso de formación de la Asociación, se tomó la decisión de canalizarlo a través de la fundación ComFuturo, a su vez creada por el CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), y en este campo, la Asociación Elena Torres decidió apoyar a jóvenes talentos investigadores médicos.

Los principales patrocinadores de la Asociación son el Hotel Aguas de Ibiza, la familia Torres, la tienda solidaria y toda persona que apoya o contribuye de forma desinteresada en la recaudación de fondos.

Según ha matizado la presidenta de la Asociación, Mari Carmen Gutiérrez, “este ha sido un año agridulce, hermoso por poder hacer algo realmente para luchar contra el cáncer buscando una cura, y duro por recordar con más fuerza cada día y de forma pública a nuestra hija”. Así Gutiérrez ha explicado que la Asociación ha creado un logotipo cuya silueta representa una fotografía suya con Elena Torres Gutiérrez y la propia firma de su hija. “Formar parte de una asociación e involucrarse de forma tan activa es algo que nos ha ayudado mucho”. Por esta causa Gutiérrez ha instado a toda la población a la que esta enfermedad “ha tocado de cerca” a enfrentarse a ella de la mejor forma posible “colaborando con ONGs como la nuestra o con esas otras batalladoras que plantan cara al cáncer en nuestras islas y que hacen un trabajo encomiable”.

“Ibiza es un sitio muy solidario, en el que la gente se implica, y prueba de ello es la cantidad de voluntarios que participan activamente en nuestra asociación y también el éxito que ha cosechado cada uno de los eventos celebrados”, ha concluido su presidenta.